CUBA Internacionales -  10 de julio 2015 - 12:00hs

Raúl Castro elogia trabajo de médicos que combatieron ébola

El presidente de Cuba, Raúl Castro, elogió el "heroico trabajo" de los médicos cubanos que combatieron el brote de ébola en África Occidental en los últimos meses y que fueron condecorados ayer en el país caribeño por esa labor, informaron hoy medios locales.

"En nombre del pueblo cubano y en el mío propio, les trasmito un reconocimiento por el heroico trabajo realizado como parte del Contingente Internacional 'Henry Reeve'", indicó Raúl Castro en una carta divulgada hoy en la portada de Granma y Juventud Rebelde, los principales diarios del país.

El presidente cubano calificó de "significativos" los resultados de la atención médica que brindaron los cubanos en los países africanos afectados por el ébola "con más de 400 vidas salvadas y una tasa de letalidad general de un 24,4 por ciento", según las cifras que el mandatario menciona en su misiva.

Castro destaca la "honrosa" misión que cumplieron los galenos de la isla, "incluso a riesgo de sus propias vidas" y a quienes se recibió en el país con el "mayor orgullo".

"Ustedes son continuadores del altruismo y el desinterés personal que ha caracterizado a la cooperación médica de la isla, desde que se inició en el año 1963 con el envío de la primera brigada a Argelia" añade el presidente cubano.

Desde entonces, 325.710 colaboradores cubanos han participado en misiones de cooperación sanitaria en 158 países.

Actualmente, más de 50.000 profesionales cubanos de la salud están prestando servicios en 68 naciones, recuerda Raúl Castro.

"La ayuda brindada por cada uno de los colaboradores del ejército de batas blancas se erige como un paradigma imperecedero" de la Revolución cubana, según el presidente del país.

La carta de Raúl Castro se leyó ayer jueves en un acto de homenaje y condecoración a los más de 250 médicos y sanitarios que hace seis meses marcharon a Liberia, Sierra Leona y Guinea Conakry, los tres países africanos más afectados por el ébola.

De esos profesionales, dos murieron en África por malaria y paludismo y otro, el doctor Félix Báez, se infectó con el ébola pero superó la enfermedad tras ser tratado en Suiza, desde donde volvió a Cuba para reponerse totalmente y, una vez curado, regresó a su misión en tierras africanas.

FUENTE: EFE