WASHINGTON Internacionales -  14 de julio 2015 - 22:33hs

Obama pide sentencias más cortas para convictos no violentos

El presidente Barack Obama presentó el martes una visión amplia para reformar el sistema de justicia penal de Estados Unidos enfocándose en comunidades, salas de tribunal y bloques de celdas. Anunció una revisión federal sobre el uso de confinamiento solitario e instó al Congreso a aprobar una iniciativa de ley de reforma de sentencias a fin de año.

En un discurso en la convención anual de la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Raza Negra, grupo defensor de los derechos civiles, Obama pidió además que se rehabiliten los derechos de voto de delincuentes que hayan cumplido sus sentencias, y dijo que los empleadores deberían de abandonar la práctica de preguntar a solicitantes de empleo sobre sus antecedentes penales. Señaló que las largas sentencias mínimas obligatorias actuales deberían ser reducidas, o eliminadas.

"En demasiados casos, el castigo simplemente no corresponde al delito", dijo Obama ante una multitud de 3.300 asistentes en el Centro de Convenciones de Filadelfia. Comerciantes de drogas al menudeo, por ejemplo, tienen una deuda con la sociedad, pero no de cadena perpetua o de 20 años en prisión, señaló.

Con su discurso ante el prominente grupo intercesor afroestadounidense, Obama buscó colocar bajo un reflector la necesidad de una nueva legislación en momentos en que ha montado un esfuerzo que se extenderá por toda la semana para reformar la justicia penal. Un día antes, Obama conmutó las sentencias de 46 delincuentes no violentos condenados por drogas, la mayor cantidad de cambios de sentencia realizados en un día por parte de un presidente en al menos cuatro décadas.

A su llegada a Filadelfia, Obama se reunió con varios expresidiarios para discutir la experiencia de ellos en su reintegración a la sociedad, dijo la Casa Blanca. Y el jueves, Obama tiene planeado visitar la Institución Correccional Federal El Reno, a las afueras de Oklahoma City; sería la primera visita de un presidente estadounidense en funciones a una prisión federal.

FUENTE: Associated Press