Colombia Internacionales -  6 de septiembre 2015 - 12:37hs

Colombia no busca sanciones contra Venezuela, dice canciller

La canciller colombiana María Ángela Holguín aseguró este domingo que con la ofensiva diplomática internacional que el gobierno ha iniciado para denunciar los presuntos atropellos de la administración del presidente venezolano Nicolás Maduro en la frontera colombo-venezolana, Colombia no busca ni sanciones ni condenas contra Venezuela.

"No estamos buscando ni sanciones ni condenas a Venezuela. No creemos que sea el camino para dar soluciones duraderas a esta situación en la frontera, pero sí que el tema migratorio se tome como un problema en el continente", indicó la ministra de Exteriores en una entrevista con el diario bogotano El Tiempo.

Sobre la posibilidad de que prospere una demanda de las autoridades colombianas contra el gobierno venezolano en la Corte Penal Internacional, la funcionaria observó que "varios mecanismos internacionales de derechos humanos podrían tener competencia. En cuanto a la CPI, sus jueces son los que tienen la capacidad de determinar si los hechos ocurridos se ajustan al Estatuto de Roma".

Indicó que hasta ahora 1.408 colombianos han sido deportados desde Venezuela. Se calcula, sin embargo, que unos 15.000 nacionales han regresado a Colombia por temor a represalias en territorio venezolano. Unas 3.000 personas están en al menos una docena de albergues en la ciudad fronteriza de Cúcuta.

De acuerdo con Holguín, Colombia continúa con su postura de solucionar los problemas con Venezuela por la vía del diálogo. Adicionalmente no descartó una reunión entre el presidente colombiano Juan Manuel Santos con su par venezolano Nicolás Maduro, pero con una condiciones previas:

"La reagrupación familiar es muy importante para nosotros y que la gente tenga la seguridad de que puede tener a sus hijos, todo dentro del respeto por los derechos humanos de los colombianos; también se debe permitir un corredor humanitario para que más de 2.000 niños puedan asistir a las escuelas y colegios en Colombia, y se debe dar la autorización para que las personas puedan recuperar sus enseres".

La crisis se desató el 20 de agosto cuando Caracas cerró los pasos fronterizos en el estado suroccidental de Táchira tras el ataque que sufrieron tres militares y un conductor civil cuando combatían el contrabando en la localidad fronteriza de San Antonio del Táchira.