Israel Internacionales -  11 de octubre 2015 - 18:37hs

Joven palestino abatido en Cisjordania, nuevo ataque con arma blanca en Israel

El ejército israelí abatió este domingo a un joven palestino en Cisjordania y un árabe israelí apuñaló a cuatro judíos, después de un bombardeo israelí que mató a una mujer embarazada y a su hija en la franja de Gaza, en una interminable espiral de violencia.

El adolescente palestino murió durante enfrentamientos en un puesto de control del norte de Cisjordania, cerca de Ramala, según informó el ministerio de Salud palestino.

Las autoridades palestinas identificaron al joven como Ahmad Sharake, de 13 años, e informaron que otras 20 personas fueron heridas por disparos de balas de goma durante los incidentes, cerca del asentamiento judío de Beit El.

Pocas horas después, un árabe israelí de 20 años apuñaló a cuatro judíos tras lanzar sobre ellos su vehículo en el kibutz de Gan Shmuel (norte), informó la policía.

Los médicos informaron que una joven de 19 años se encuentra en estado grave, en tanto una niña de 14 sufrió heridas leves, y dos hombres, de 20 y 45 años, sufrieron heridas ligeras en ese ataque.

Se trata del 15º atentado con arma blanca contra judíos en los últimos diez días y el primero cometido por un árabe israelí.

Pese a los llamamientos a la calma de la comunidad internacional, la escalada de violencia continúa en Israel y los Territorios palestinos.

Después de Washington, el sábado, la presidencia francesa calificó este domingo la situación de "extremadamente preocupante y peligrosa".

La mañana de este domingo, la aviación israelí bombardeó la Franja de Gaza, en represalia por el lanzamiento de dos cohetes desde el enclave palestino gobernado por el movimiento islamista Hamas.

Uno de los cohetes cayó en un terreno baldío en el sur de Israel y el otro fue interceptado por el sistema antimisiles "Cúpula de Hierro".

El ejército dijo que el objetivo de los bombardeos aéros eran "dos instalaciones de fabricación de armas" de Hamas.

Esa incursión destruyó una casa en la zona de Zeitun, en el norte del enclave, matando a una mujer embarazada, Nur Hasan, de 30 años, y a su hija de Rahaf, de 2.

Hamas no tardó en lanzar una advertencia a Israel, con el que libró tres guerras en los últimos seis años.

"Advertimos a la ocupación [israelí] en contra de continuar con esta locura", dijo Sami Abu Zuhri, portavoz de Hamas.

"Esto demuestra el deseo de la ocupación de una escalada", agregó.

Hamas no dijo qué hará en el caso de un nuevo ataque israelí, cuando comienza a planear el espectro de otra intifada, como las de 1987 y 2000.

En esta nueva escalada ya han muerto 24 palestinos, entre ellos 7 presuntos autores de ataques con arma blanca, y 4 israelíes. Las autoridades detuvieron además a centenares de palestinos.

La violencia se extendió el viernes a Gaza, donde nueve jóvenes palestinos murieron entre ese día y el sábado por disparos israelíes cerca de la barrera de seguridad, durante una manifestación violenta.

Los muertos de estos últimos días ponen seriamente a prueba el alto el fuego observado en Gaza desde finales de agosto de 2014, tras un sangriento conflicto de un mes entre Israel y Hamas.

El líder de Hamas en Gaza, Ismail Haniyeh, habló el viernes de nueva intifada y dijo que la población de Gaza se sumaría a ésta.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, anunció el refuerzo de la seguridad en Jerusalén con la movilización de varias compañías de guardias fronterizos reservistas.

FUENTE: AFP