ESPAÑA Internacionales -  5 de enero 2016 - 14:53hs

España se incauta de tres toneladas de cocaína y detiene a 12 personas de varios países

La policía española anunció el martes que ha incautado tres toneladas de cocaína colombiana en el noroeste de España y detenido a 12 presuntos traficantes de nacionalidad española, holandesa y británica.

En 2015, la policía retuvo en España cerca de 23 toneladas de cocaína, un 43% más que durante el año anterior, ha anunciado Ignacio Cosidó, el director general de la policía nacional.

Esta vez la operación, que tuvo lugar el 14 de diciembre, se produjo simultáneamente en Galicia y la Costa del Sol y participaron en ella las agencias británicas y americanas de la lucha contra el tráfico de estupefacientes.

Fueron detenidos siete británicos, además de tres holandeses y dos españoles, ha explicado Ignacio Cosidó.

Según fuentes policiales, las tres toneladas de cocaína iban a ser compradas por un importante grupo de traficantes británicos basado en la Costa del Sol (sur de España).

Los dueños de la droga, los holandeses, no actuaron con discreción durante su paso por Santiago de Compostela, "donde se alojaron en el mejor hotel de la ciudad y pagaron con billetes de 500 euros", ironizó el jefe de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO), Eloy Quirós. "Pero ya estábamos siguiendo su pista", dijo.

La cocaína, que llegó en barco a las playas de Galicia, fue descubierta en Pontevedra. "La droga iba hacia la región de Málaga, en Marbella, donde se almacenaría durante un tiempo hasta que los controles fronterizos en Francia, reforzados en las últimas semanas, se redujeran", ha precisado Eloy Quirós.

Los traficantes escondieron una parte de la droga -700 kilos- en una furgoneta que embistió el coche de la policía mientras intentaba escapar. El resto estaba guardado en una nave, bajo la forma de palés hechos con cocaína. "Las organizaciones demuestran una enorme creatividad y flexibilidad para introducir la droga en España", recalcó Ignacio Cosidó.

La península ibérica es la principal puerta de entrada a Europa de los alijos de cocaína procedentes de América Latina.

También, por esa razón, ha sido durante años el refugio de traficantes de distintas nacionalidades, incluso del Reino unido.

La Agencia nacional contra el crimen de este país perseguirá a "los británicos que quieran realizar sus actividades ilícitas en España", advirtió su subdirector Steve Reynolds, en la rueda de prensa.

La detención de la banda británica se produce menos de dos meses después de que culminara la investigación sobre un capo británico del narco-trafico, Robert Dawes, considerado como uno de los traficantes más importantes en Europa, aunque al parecer no tenía vínculos con el.

Detenido en su lujosa mansión, situada en un balneario en la provincia de Málaga, Dawes habría participado en la importación, mediante un vuelo comercial entre Caracas y París, que transportaba 1,3 toneladas de cocaína, incautadas en el Aeropuerto de Roissy en 2013.

str-lbx/mck/eg

FUENTE: AFP

En esta nota: