Ginebra Internacionales -  6 de mayo 2016 - 09:48hs

La ONU denuncia que Israel retiene unos 18 cuerpos de palestinos asesinados

El comité especial de la ONU para investigar las prácticas de Israel denunció hoy que este país retiene unos 18 cuerpos de palestinos asesinados por sus fuerzas de seguridad que no han sido devueltos a sus familias.

Además, el comité alerta en un comunicado publicado hoy que desde octubre de 2015, 70 cuerpos de palestinos -asesinados por atacar supuestamente a civiles o a las fuerzas de seguridad- fueron retenidos durante meses o semanas, negando a las familias una sepultura digna.

La ONU denuncia que Israel ha prohibido autopsias, que los cadáveres se han almacenado en condiciones inhumanas, apilados unos encima de otros, y que incluso en algunos casos los cuerpos están desfigurados cuando se devuelven a los familiares, hasta el punto de no ser reconocibles.

Después de una visita al país para estudiar la situación tras la escalada de violencia el pasado octubre de 2015, el comité ha realizado un informe en el que también denuncia que en muchos casos, las fuerzas de seguridad israelíes utilizaron maniobras desproporcionadas, que en ocasiones habrían acabado en ejecuciones extrajudiciales.

Asimismo, los expertos en derechos humanos mostraron especial consternación por unos vídeos que muestran a las fuerzas israelíes bloqueando la entrada de las ambulancias que tratan de asistir a los atacantes palestinos heridos e incluso atacando al personal médico que llega para socorrerlos.

Por otro lado, el comité de la ONU reiteró su preocupación por la falta de investigación sistemática de estos casos de abuso de fuerza y subrayó la importancia de que en los casos que hayan terminado con heridos o muertos, se asuman responsabilidades.

La falta de progreso a la hora de buscar responsables de estos actos respecto a la escalada de violencia en Gaza en 2014, ha llevado al comité a expresar su miedo por el "defectuoso sistema judicial".

En este sentido, la ONU mostró su preocupación por la progresiva falta de independencia entre el poder judicial y el ejecutivo, que puede afectar a las decisiones de los juzgados israelíes.

Durante su visita, el comité también recogió testimonios que exponen las intimidaciones y amenazas sufridas por los defensores de los derechos humanos por parte de las autoridades de Israel.

En esta nota: