BRASIL Internacionales -  24 de enero 2017 - 16:32hs

Accidente de juez brasileño destapa graves fallos de equipos de rescate

El accidente aéreo que costó la vida al juez de la Corte Suprema de Brasil encargado del caso Petrobras ha destapado graves carencias en los equipos de rescate, que no pudieron salvar a la mujer que sobrevivió al impacto porque carecían de medios para romper la ventana del avión.

Fuentes de la Defensa Civil de Paraty, municipio en el litoral del estado de Río de Janeiro donde cayó el avión, explicaron hoy a Efe que "no fue posible" rescatar a la mujer que sobrevivió inicialmente al accidente "por no disponer de una herramienta contundente con la que romper el vidrio" de la aeronave.

Las mismas fuentes aseguraron que, pese a que el avión cayó sobre el mar "en un lugar que se puede ver desde la playa de Paraty", los equipos de rescate especializados "tardaron unas cuatro horas" en llegar a la aeronave.

El avión en el que viajaba el juez Teori Zavascki se precipitó sobre el mar el pasado jueves por causas que aún se desconocen, a solo dos kilómetros del aeropuerto de Paraty, y provocó la muerte de sus cinco ocupantes, entre ellos, su propietario, el empresario hotelero Carlos Alberto Fernandes Filgueira, y dos mujeres que les acompañaban.

Según las fuentes consultadas, que pidieron el anonimato, cuando se confirmó que el juez de la Corte Suprema era uno de los ocupantes, los equipos de defensa civil de Paraty "recibimos la orden de no tocar absolutamente nada del avión ante la sospecha de que fuera un atentado".

La misma fuente admitió que, aunque Paraty es uno de los más conocidos centros turísticos del estado de Río de Janeiro y está próximo a una central nuclear -a unos 60 kilómetros-, la defensa civil de la localidad "no está entrenada" para hace rescates en el mar y sí "búsquedas en zonas de mata".

"Los bomberos están más preparados que nosotros y nos llaman como apoyo" en algunos rescates, agregó.

El avión, un King Air C90GT, de la fabricante estadounidense Hawker Beechcraft, había salido el jueves de Sao Paulo y cayó al mar 44 minutos después.

Los investigadores localizaron la caja negra del aparato y proceden a su investigación, aunque medios brasileños señalaron hoy que en las conversaciones grabadas no hay relato de problemas técnicos en ningún momento y el piloto apenas comentó que esperaría a que pasara el mal tiempo de la zona para aterrizar.

La Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC), reguladora del sector en Brasil, informó que la documentación y revisiones del avión estaban al día, con certificado válido hasta abril de 2022 y su próxima revisión obligatoria estaba prevista para abril de este año en curso.

La Justicia decretó el lunes el secreto de las investigaciones sobre el caso.

Zavascki, de 68 años, era el encargado del caso de corrupción de Petrobras en el Supremo y tenía en sus archivos procesos que salpicaban a decenas de políticos con fuero privilegiado.

En las próximas semanas, el juez debía decidir si homologaba unas explosivas delaciones realizadas por 77 exejecutivos de la constructora Odebrecht a cambio de una reducción de sus futuras penas.

Algunas de las confesiones, filtradas por la prensa local, han implicado a políticos del primer escalón, incluido el presidente Michel Temer.