Alemania: Extremistas condenados a prisión por plan de bomba

AP

Un tribunal en Alemania impuso largas sentencias a prisión a cuatro extremistas islámicos por un complot para detonar una bomba en una estación de trenes y para matar a un político de extrema derecha.

La corte regional de Duesseldorf declaró culpable a Marco G., de 29 años, de intento de asesinato por colocar el explosivo en la principal estación de trenes de la ciudad de Bonn en diciembre del 2012. Su apellido no fue relevado, de acuerdo con las leyes de privacidad del país.

Publicidad

Aunque la bomba casera fue descubierta y desactivada antes de que estallara, la corte dijo que el alemán converso al islamismo merecía la cadena perpetua debido a la gravedad del delito, dijo la agencia noticiosa dpa. La corte descartó su excarcelación tras 15 años, como es usual en casos de cadena perpetua en Alemania.

Marco G. y otros tres acusados fue declarados culpables además de formar una organización terrorista y planear asesinar a un miembro del partido ultraderechista Pro NRW que había participado en protestas contra mezquitas durante las cuales se mostraron caricaturas del profeta musulmán Mahoma.

Publicidad

Los jueces sentenciaron al ciudadano albanés Enea B., de 46 años; el turco alemán Koray D., de 28; y el ciudadano alemán Tayfun S., de 27, a entre 9 y medio y 12 años en prisión.

Los fiscales dijeron que el plan de los hombres fue alimentado en parte por un mensaje de audio diseminado por el Movimiento Islámico de Uzbekistán. Fueron arrestados en marzo del 2013, la noche antes del planeado asesinato.

Publicidad

Publicidad