Alto mando ruso dirigió envenenamiento de Skripal desde Londres, según investigación independiente. Foto/AFP

AFP

El envenenamiento el año pasado del exagente ruso Serguéi Skripal en Salisbury, en el sur de Inglaterra, fue dirigido por un alto mando de los servicios de inteligencia militar rusos desde Londres, según una investigación independiente.

El sitio de investigación Bellingcat anunció el viernes por la noche que una investigación, realizada junto a la BBC, le permite afirmar que la operación fue dirigida por un comandante general del servicio de inteligencia militar (GRU), Denis Sergeyev.

Publicidad

Según Bellingcat, Sergeyev se encontraba en el Reino Unido en el momento del ataque contra Serguéi Skripal y su hija Yulia, y estuvo igualmente presente en Bulgaria en 2015 durante el envenenamiento, con los mismo síntomas, de un vendedor de armas local.

La BBC y Bellingcat observaron los movimientos y las comunicaciones telefónicas de Sergeyev durante su estancia en Londres, con un teléfono cuya tarjeta no registrada "no deja los mismos rastros que los números normales".

Publicidad

Según la BBC, utilizó aplicaciones de mensajería como WhatsApp y Telegram para comunicarse con los dos agentes rusos presentes en Salisbury --detenidos entonces por la policía y que afirmaron ser simples turistas-- y con su comandante en Moscú.

Serguéi Skripal y su hija sobrevivieron al envenenamiento y actualmente viven escondidos.

"La participación de un comandante general muestra la importancia dada a esta operación", escribió Bellingcat.

El servicio en ruso de la BBC indicó por su parte que Sergeyev y su mujer proporcionaron como dirección, en documentos oficiales, la de la academia militar del GRU.

Londres y Washington consideran al GRU la principal amenaza contra la seguridad de los intereses occidentales en el exterior.

Rusia siempre negó estar detrás del envenenamiento de su exespía.

Esta investigación muestra la manera en la que el GRU coordina las operaciones en el extranjero, "con un oficial superior que comunica con Moscú y comunica muy poco o nada con los ejecutores, que ya tienen sus instrucciones", escribe Bellingcat.

El sitio afirma que obtuvo "pruebas de otras operaciones internacionales realizadas por el mismo equipo, lo que muestra que es un modelo estable de operaciones del GRU".

Publicidad

Publicidad