Policía supervisará condiciones de delivery por aplicaciones en Buenos Aires. Foto/@pedidosya.uy

AFP

La policía de la capital argentina supervisará que los repartidores de los servicios de entrega a domicilio por aplicaciones móviles cumplan con los requisitos legales, tras la orden de un juez emitida este viernes, o sus envíos serán decomisados.

El fallo afecta a las empresas Rappi, Glovo y Pedidos Ya, muy en boga en Buenos Aires en el último año, cuyo suspensión había sido ordenada en sentencias anteriores por el juzgado 2 en lo contencioso administrativo y tributario ante el incumplimiento de las normas de seguridad para sus trabajadores que se movilizan en bicicletas.

Publicidad

La orden, que no ha sido acatada en el pasado, ahora dispone que las corporaciones que administran las tarjetas de crédito Visa, Mastercard, American Express suspendan y bloqueen las operaciones de esas empresas de aplicaciones móviles hasta que demuestren la regularización de su situación.

La resolución pide que los repartidores cumplan con el Código de Tránsito y Transporte de la ciudad para impedir que circulen sin casco e indumentaria con bandas fluorescentes, pero además que estén debidamente acreditados con libreta sanitaria y constancia de regularidad laboral como trabajadores de dichas empresas.

Publicidad

El juzgado había emitido su decisión con base en un informe de la policía de Buenos Aires, que determinó que el 77% de los trabajadores de estos servicios se traslada con una mochila (con forma de caja) en la espalda, en vez de llevarla asegurada a la bicicleta; 67% no usa casco, y 70% no cuenta con un seguro.

El juez indica en su sentencia que la Asociación Sindical de Motociclistas Mensajeros y Servicios (ASIMM) "(...) recibe un promedio de cinco denuncias por accidentes semanales, de diferente gravedad, que sufren los repartidores".

Publicidad

Publicidad