Enviado: Exguerrilleros de FARC respaldan acuerdo de paz. Foto/@CGRuizMassieu

AP

El enviado de las Naciones Unidas para Colombia dijo el jueves que "la gran mayoría" de los exintegrantes del grupo rebelde más grande del país sudamericano siguen comprometidos con el acuerdo de paz de 2016 firmado con el gobierno, a pesar del reciente anuncio de que algunos excomandantes han vuelto a tomar las armas.

Carlos Ruiz Massieu comentó ante el Consejo de Seguridad que las acciones de los excomandantes eran "lamentables e injustificadas" y subrayó "el rechazo rápido y categórico a estas acciones por parte de todos los sectores en todo el país".

Publicidad

Destacó la expulsión en la víspera de aquellos que han vuelto a tomar las armas por parte del partido político establecido por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El ministro de Relaciones Exteriores de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, comentó a los miembros del consejo que exlíderes de las FARC, que son una clara minoría, habían establecido un grupo narcoterrorista hace poco más de un mes, el cual ha sido condenado por las FARC y rechazado por completo por la sociedad colombiana.

Publicidad

La acción de los excomandantes de las FARC es la violación más flagrante del acuerdo, aseveró Holmes. Pero agregó que dicho evento hizo posible demostrar que el 90% de los excombatientes están cumpliendo con sus compromisos, y que el 76% de ellos se ha mostrado optimista y motivado por su futuro.

Combined Shape Created with Sketch.

"Miles de excombatientes están realizando estudios académicos, recibiendo capacitación vocacional, participando activamente en cooperativas y están empleados en actividades relacionadas con el acuerdo de paz", dijo Ruiz Massieu.

Añadió que más de 3.500 excombatientes están involucrados en proyectos individuales y colectivos que van desde empresas agrícolas hasta fabricar ropa y el turismo ecológico.

Sin embargo, el diplomático expresó una alta preocupación por los continuos ataques contra excombatientes de las FARC y dijo que 20 han sido asesinados desde julio, lo que eleva el total a 151 desde que se firmó el acuerdo de paz.

Señaló que ha habido algo de progreso por parte del gobierno, pero que se tienen que hacer más cosas para reforzar las garantías de seguridad para los excombatientes y cerciorarse que los infractores sean llevados ante la justicia.

Publicidad

Publicidad