Confirman 3 muertos y 7 desaparecidos en el derrumbe de un edificio en Brasil. Foto/EFE

EFE

Al menos tres personas murieron, otras nueve fueron rescatadas con vida y siete más continúan desaparecidas entre los escombros de un edificio residencial de siete pisos que se desplomó el martes en la ciudad brasileña de Fortaleza, informaron este miércoles los bomberos.

El coronel Luis Eduardo Soares de Holanda, comandante general del Cuerpo de Bomberos del estado de Ceará (nordeste), dijo en declaraciones a periodistas que los socorristas retiraron de los escombros un cuerpo en la madrugada, otro en la mañana de este miércoles y un tercero en la tarde.

Publicidad

La primera víctima, identificado como Frederick Santana dos Santos, de 30 años, era empleado de una empresa de abastecimiento de alimentos que estaba surtiendo una tienda vecina a la edificación siniestrada y fue sepultado por los escombros.

Los otros cuerpos son de una anciana que vivía en la edificación y de otra mujer aún no identificada.

Publicidad

El organismo de socorro, además, redujo a siete el número de personas que continúan desaparecidas.

El edificio, ubicado en el barrio Dionisio Torres, una región de clase media alta de Fortaleza, colapsó la víspera sobre las 10.30 de la mañana (13.30 GMT) por causas que están siendo investigadas.

Los escombros afectaron un pequeño supermercado contiguo y sepultaron varios vehículos que se encontraban en las calles aledañas, donde vecinos y familiares de los residentes se concentraron en busca de informaciones sobre las personas que fueron declaradas como desaparecidas.

Los heridos, dos de ellos en estado grave, fueron remitidos a hospitales de Fortaleza, capital de Ceará, y algunos recibieron alta médica al no ser constatadas lesiones de gravedad.

Los bomberos han establecido un perímetro de seguridad y han intensificado las búsquedas de posibles víctimas con la ayuda de perros.

Las autoridades investigan las causas del accidente y la situación legal de una reforma de reparación a la estructura del predio que al parecer había comenzado el lunes.

En abril, el colapso de dos edificios en una área periférica de Río de Janeiro dejó una decena de muertos y expuso el problema de las edificaciones irregulares en Brasil.

Los predios fueron construidos de manera irregular en un área de difícil acceso en el barrio de Muzema, en la zona oeste de Río, y controlada por grupos parapoliciales conocidos como milicias.

Publicidad

Publicidad