Fiscal enumera supuestos sobornos a presidente de Honduras

AP

Un fiscal estadounidense enumeró el miércoles los sobornos que el presidente de Honduras, un expresidente y otros altos funcionarios supuestamente recibieron durante varios años de parte de traficantes de drogas, contribuyendo así, dijo el fiscal, a convertir a Honduras en un narcoestado donde la violencia y la corrupción dominan el día a día.

El fiscal Emil Bove habló durante más de dos horas en sus argumentos de cierre en el juicio por narcotráfico a Tony Hernández, hermano del presidente hondureño Juan Orlando Hernández.

Publicidad

Bove mostró al jurado diagramas con la foto del mandatario y flechas apuntándole acompañadas de las cifras de los supuestos sobornos. Entre éstos estaba el de un millón de dólares que supuestamente el narcotraficante mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán le dio a Tony Hernández en 2013 para financiar y apoyar la campaña presidencial de su hermano.

“Juan Orlando Hernández fue elegido presidente de Honduras. Aún mantiene esa posición hoy en día”, dijo Bove en una abarrotada sala de la corte federal de Manhattan.

Publicidad

El mandatario ha negado las acusaciones repetidamente y ha dicho que ex narcotraficantes que han testificado en el juicio mienten y buscan vengarse de él porque promovió leyes de extradición a Estados Unidos y llevó a cabo una dura lucha contra el narcotráfico.

Bove dijo el miércoles que ninguno de los cinco extraficantes que han testificado fue extraditado a Estados Unidos desde Honduras. Agregó que se entregaron o fueron extraditados desde Guatemala.

“Ni siquiera fueron investigados en Honduras”, aclaró la fiscal Amanda Houle, quien concluyó, junto a Bove, los argumentos de cierre del gobierno estadounidense.

Tony Hernández está acusado de cuatro cargos que incluyen tráfico de drogas, posesión de armas y mentir a las autoridades estadounidenses. Enfrenta cadena perpetua si es declarado culpable.

El juicio, sin embargo, ha salpicado al presidente Hernández ya que fiscales y extraficantes han dicho en los nueve días de juicio que éste recibió fondos por parte de narcos para poder financiar sus campañas electorales y comprar los votos de diputados para lograr ser presidente del Congreso y más adelante del país.

Los supuestos sobornos, de miles de dólares, habrían sido pagados por el exjefe del cartel de Los Cachiros Devis Leonel Rivera Maradiaga, el exalcalde y exnarcotraficante Amílcar Alexander Ardón y Víctor Hugo Díaz Morales, alias “El Rojo”, entre otros. Los tres testificaron en el juicio. Ardón y Rivera Maradiaga también dijeron que sobornaron al expresidente del país Porfirio Lobo, quien lo ha negado.

El abogado defensor de Tony Hernández, Michael Tein, describió a los extraficantes como “mentirosos” y “asesinos” que sólo buscan agradar a la fiscalía para poder obtener una reducción en sus sentencias. También destacó que las pruebas que presentó la fiscalía no pueden ser consideradas por el jurado: algunas de las fotos de fajos de billetes y de armas encontradas en el teléfono de su cliente, por ejemplo, habían sido enviadas a su celular por otras personas.

También dijo que el juicio no es contra el presidente de Honduras.

“Esto no es un referéndum en la guerra contra las drogas”, dijo Tein al jurado. “La cuestión es si la evidencia que ustedes han oído de los testigos puede creerse suficientemente. Si ustedes no están seguros, ustedes no pueden declararle culpable (a Tony Hernández).”

Bove repasó la cronología de todo el juicio: desde que Tony Hernández supuestamente empezó a introducirse en el mundo de la droga en 2004 hasta su arresto en 2018. Destacó que el acusado estuvo involucrado en traficar unos 200.000 kilos de cocaína hasta Estados Unidos.

“Para 2010 Tony Hernández y sus asociados ya controlaban el gobierno. El tráfico de drogas era patrocinado por el Estado”, señaló.

Después de los argumentos de cierre de ambas partes, el juez Kevin Castel dio instrucciones al jurado que proseguirán el jueves por la mañana. Después de eso, los miembros del jurado iniciarán sus deliberaciones.

Decenas de hondureños llenan cada día la sala de la corte con la esperanza de ver a Tony Hernández y escuchar los nombres de los políticos hondureños que son nombrados en el juicio. Tanta gente llega cada día que el tribunal ha abierto una sala contigua para emitir el juicio allí en una pantalla.

Publicidad

Publicidad