Fabricados en India, los anabolizantes eran vendidos a culturistas en el mercado negro británico

AFP

La policía británica desmanteló una red que importó ilegalmente decenas de toneladas de esteroides anabolizantes, anunció el jueves la agencia de lucha contra el crimen, considerando que se trata de la mayor red en el mundo de este tipo de productos.

Su cabecilla, Jacob Sporon-Fiedler, de 38 años, presidente de una empresa farmacéutica con sede en India, Alpha Pharma, fue condenado el jueves a cinco años y cuatro meses de cárcel en Londres, tras haberse declarado culpable.

Publicidad

Los investigadores pudieron establecer un vínculo directo entre este hombre y la importación de 16 toneladas de productos, por un valor estimado de 12 millones de libras (15 millones de dólares, 14 millones de euros).

Fabricados en India, los anabolizantes eran vendidos a culturistas en el mercado negro británico. La policía considera que la red importó al Reino Unido un total de 42 toneladas.

Publicidad

Otras tres personas fueron condenadas a penas de entre seis y dos años de prisión.

Según David Cunningham, de la agencia británica de lucha contra el crimen organizado (NCA), la red desmantelada era "probablemente el mayor actor global en el mercado de los esteroides anabolizantes ilícitos", potencialmente peligrosos para la salud.

Treinta servicios de 26 países participaron en la investigación.

Publicidad

Publicidad