EEUU Internacionales -  6 de febrero 2020 - 20:11hs

Fiscalía de Florida no buscará pena de muerte en "caso del payaso asesino"

Miami, 6 feb (EFE).- La Fiscalía de Florida (EE.UU.) no buscará la pena de muerte para Sheila Warren, una mujer que tras 27 años del hasta ahora no aclarado "caso del payaso asesino" fue acusada de la muerte de Marlene Warren, quien en 1990 era la esposa del hombre con el que ella se casó años después.,Según dieron a conocer este jueves los medios locales, el fiscal estatal adjunto, Reid Scott, notificó el miércoles en la corte del condado de Palm Beach que el estado de la Florida no busca la pe

La Fiscalía de Florida (EE.UU.) no buscará la pena de muerte para Sheila Warren, una mujer que tras 27 años del hasta ahora no aclarado "caso del payaso asesino" fue acusada de la muerte de Marlene Warren, quien en 1990 era la esposa del hombre con el que ella se casó años después.

Según dieron a conocer este jueves los medios locales, el fiscal estatal adjunto, Reid Scott, notificó el miércoles en la corte del condado de Palm Beach que el estado de la Florida no busca la pena de muerte para Sheila Keen-Warren, acusada de asesinato en primer grado en el tiroteo fatal de Marlene Warren el 26 de mayo de 1990.

En octubre de 2017, Dave Aronberg, fiscal estatal del condado de Palm Beach, había pedido la pena capital para Warren, que fue acusada de asesinato en primer grado en el caso del "payaso asesino", como fue denominado por los medios de comunicación.

En mayo de 1990, un payaso con globos y flores llegó a la casa de los Warren, disparó en la cara a Marlene, que murió dos días después en un hospital, y abordó con calma el vehículo en el que había llegado, relató la oficina del alguacil.

Para entonces había rumores de que Michael Warren, que fue esposo de la víctima y luego lo fue de la acusada, tenía un romance con Sheila, que por entonces llevaba el apellido Keen.

Finalmente Sheila se casó con Michael Warren en 2002 y se mudó a Tennessee, donde la pareja operaba un restaurante.

Tras 27 años de investigaciones, un gran jurado de Palm Beach, 100 kilómetros al norte de Miami, analizó la evidencia y falló en agosto de 2016 a favor de presentar cargos criminales contra Sheila, lo que llevó a su detención un año después en Virginia.

Sheila, de 56 años, esperará juicio en la cárcel, pues el juez le negó la libertad bajo fianza, al tiempo que le prohibió tener contacto con su hijo mayor, fruto del matrimonio de su esposo con la víctima.

En esta nota: