Se acusa a Netanyahu de soborno, fraude y abuso de confianza

AP

El juicio del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, acusado de corrupción, comenzará el 17 de marzo, apenas dos semanas después de las elecciones nacionales, informó el martes un tribunal.

Se acusa a Netanyahu de soborno, fraude y abuso de confianza en una serie de casos en los que presuntamente recibió regalos lujosos de amigos multimillonarios e intercambió favores regulatorios por una cobertura periodística positiva.

Publicidad

Se espera que Netanyahu asistirá a la audiencia inicial, dijo la corte en un comunicado breve.

Israel realizará elecciones parlamentarias el 2 de marzo, la tercera votación en menos de un año.

Publicidad

Las dos primeras elecciones fueron en gran medida un referendo sobre Netanyahu y se prevé que la tercera también lo será. Mientras la campaña de Netanyahu trata de desviar la atención de los cargos de corrupción, su principal rival, el excomandante militar Benny Gantz, se esfuerza por destacarla. Dice que Netanyahu no es apto para gobernar mientras responde a las acusaciones.

Gantz dijo el lunes que si gana la elección se esforzará por reparar los vínculos con el Partido Demócrata estadounidense. Acusa a Netanyahu de descuidar los vínculos bipartidistas a favor del apoyo exclusivo del Partido Republicano del presidente Donald Trump.

Es "muy importante que destaquemos la importancia de la relación bipartidista entre Israel y Estados Unidos", agregó Gantz, quien dirige el Partido Azul y Blanco.

Netanyahu ha destacado su relación con Trump al buscar el apoyo de su base nacionalista en Israel.

Gantz y su compañero de fórmula Yair Lapid hablaron en un evento el lunes por la noche en Tel Aviv. Lapid dijo que Israel enfrenta la tarea de la "rehabilitación" de los lazos con los demócratas y con los judíos estadounidenses en general. La comunidad judía vota de manera abrumadora a favor de los demócratas.

Dos elecciones en 2019 no lograron un resultado definitorio y las encuestas indican que ni Gantz ni Netanyahu obtendrán una mayoría clara en el Parlamento.

Publicidad

Publicidad