Moscú Internacionales -  10 de marzo 2020 - 17:42hs

Putin respalda enmienda para continuar en el poder

El presidente ruso, Vladimir Putin, reveló el martes sus hasta ahora celosamente guardados planes políticos y apoyó un proyecto de reforma constitucional que le permitiría presentarse a la reelección en 2024, al suspender una ley que limita dos mandatos consecutivos.

La enmienda constitucional allanaría el camino para que el presidente ruso de 67 años permanezca en el cargo hasta 2036, si así lo desea.

Putin está en el poder desde hace más de 20 años, superado solamente por el dictador soviético Josef Stalin. Después de cumplir dos mandatos presidenciales entre el 2000 y 2008, asumió el cargo de primer ministro mientras su protegido Dmitry Medvedev se desempeñaba como presidente.

Después de que la duración de los mandatos presidenciales se extendió a seis años bajo Medvedev, Putin recuperó la presidencia en 2012 y ganó otro mandato en 2018.

La enmienda fue presentada por Valentina Tereshkova, la primera mujer rusa que voló al espacio y que actualmente es legisladora por el partido gobernante. La propuesta consiste en eliminar los límites a la reelección presidencial o enmendar la Constitución para que Putin pueda volver a presentarse.

El líder ruso y la cámara baja del Parlamento, o Duma, controlada por el Kremlin, respaldaron rápidamente la propuesta presentada por la excosmonauta soviética, de 83 años. Los críticos del Kremlin denunciaron la medida como manipulación cínica y convocaron a realizar protestas.

En un discurso ante los legisladores que debaten el paquete de enmiendas, Putin se declaró en contra de eliminar los límites, pero respaldó la idea de los períodos actuales no cuenten a los efectos de la enmienda. Su actual sexenio finaliza en 2024.

El 22 de abril se someterán a votación en todo el país una serie de enmiendas a la Constitución.

Los legisladores también aprobaron un conjunto de enmiendas constitucionales propuestas por Putin que incluyen la definición del matrimonio como una unión heterosexual y una nueva redacción promete honrar a los "antepasados que nos dejaron sus ideales y una creencia en Dios".