EEUU Internacionales -  3 de abril 2020 - 17:39hs

Alcalde de Nueva York pide movilización nacional de personal médico

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que ordenaría una redistribución de los respiradores necesitados con urgencia. El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, reclamó el viernes un plan de movilización nacional de personal médico y de enfermería. Y el brote del coronavirus se aceleró con más muertes y más hospitalizaciones.

A continuación, los últimos sucesos en Nueva York.

REDISTRIBUCIÓN DE RESPIRADORES

Cuomo dijo el viernes que ordenará la redistribución de cientos de respiradores a hospitales saturados con pacientes críticos cuando hay un alarmante aumento de muertes y hospitalizaciones relacionadas con el brote.

El estado de Nueva York registró su mayor número de muertes, un aumento de 562 a 2.935. Casi 15.000 personas fueron hospitalizadas.

“Tienen más muertes, tienen más personas que llegan a hospitales que en cualquier otra noche”, dijo Cuomo en conferencia de prensa en el Capitolio estatal.

“No permitiré que la gente muera porque no redistribuimos los respiradores”, agregó.

PLAN NACIONAL

De Blasio pidió el viernes un programa de reclutamiento para médicos y enfermeras, para lidiar con un aumento esperado en casos de coronavirus en Nueva York y otros lugares en el mundo en donde el virus satura los sistemas existentes de salud pública.

"La semana próxima en Nueva York será muy ruda, la semana próxima en Nueva York y Detroit y Nueva Orleans y muchos otros lugares", dijo de Blasio por el canal MSNBC. "Y a menos que las fuerzas armadas estén plenamente movilizadas y creemos algo que nunca hemos tenido: una especie de movilización nacional de personal médico para trasladarlo constantemente a los lugares de necesidad más urgente. Si no tenemos eso, veremos a hospitales sin capacidad de atender a mucha gente que podría salvarse".

FUNERARIAS

Las funerarias en Nueva York y en todo el mundo están en crisis conforme aumenta la demanda debido a la pandemia coronavirus.

Los directores de empresas fúnebres están presionados, por un lado, por los hospitales inundados que intentan deshacerse de los cuerpos, y por el otro, por el hecho de que los cementerios y crematorios tienen trabajo para por lo menos una semana.

En esta nota: