El ciudadano estadounidense Paul Whelan, acusado de espionaje

EFE

La Fiscalía rusa pidió hoy una pena de 18 años de prisión para el ciudadano estadounidense Paul Whelan, un exinfante de marina detenido en Moscú en diciembre de 2018 y acusado de espionaje.

"En la vista, el fiscal del Tribunal de Moscú solicitó una pena muy severa: 18 años en prisión de régimen estricto", dijo Vladímir Zherebénkov, abogado de Whelan, citado por la agencia Interfax.

Publicidad

El letrado informó de que la sentencia será anunciada el 15 de junio próximo.

En sus palabra finales, agregó Zherebénkov, Whelan insistió en su inocencia y pidió a los jueces que dictaran una sentencia absolutoria.

Publicidad

El abogado señaló en las pruebas presentadas hay "indicios de incitación al delito por parte de una persona, que llevó la iniciativa en todo esto", y que los testigos de la acusación fueron en su mayoría agentes de los servicios secretos rusos.

Estados Unidos había pedido un proceso justo y transparente para Whelan, que es ciudadano también de Canadá, Irlanda y el Reino Unido, pero el juicio se celebró a puerta cerrada, decisión que el Tribunal de Moscú adoptó tras declarar que los materiales de la causa contenían información confidencial.

"Esto es un problema en nuestras relaciones, es horrible cómo tratan a Paul", dijo a la prensa el embajador estadounidense en Rusia, John Sullivan, al comienzo del juicio.

Whelan, de 50 años, fue detenido el 28 de diciembre de 2018 por agentes del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) en un hotel de Moscú por presuntas "actividades de espionaje", supuestamente a favor de Estados Unidos.

El antiguo infante de marina recibió supuestamente de un conocido un lápiz de memoria que "contenía la lista completa de los trabajadores de un servicio secreto" ruso.

El acusado ha negado todas las acusaciones y ha calificado el caso de "secuestro político".

Su familia ha asegurado que Whelan viajó a Moscú para asistir a una boda.

Publicidad

Publicidad