El embajador de Panamá en Guatemala, Hugo Guiraud Gargano

EFE

El embajador de Panamá en Guatemala, Hugo Guiraud Gargano, visitó este martes en la cárcel a los hermanos Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares, hijos del expresidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014), quienes se encuentran detenidos con fines de extradición a Estados Unidos por lavado de dinero.

"Son panameños. Ellos (los abogados de los hermanos) nos avisaron que estaban aquí y nosotros venimos inmediatamente, porque es lo que debemos hacer", aseguró Guiraud Gargano a su llegada a la Torre de Tribunales, en el centro de la Ciudad de Guatemala.

Publicidad

"Con mucho gusto venimos a ver a los panameños, porque somos panameños y representamos al país", añadió el diplomático, quien dijo no conocer a los hermanos Martinelli Linares y solo haberse enterado de la detención por medios de prensa.

Consultado por periodistas, el embajador indicó que al igual que a los dos hermanos, también brindan apoyo a otro ciudadano más de nacionalidad panameña que se encuentra en prisión en Guatemala. "Ya tiene bastante tiempo de estar aquí, pero también vamos a verlo", señaló.

Publicidad

Los hermanos Luis Enrique y Ricardo Alberto Martinelli Linares, hijos del expresidente panameño Ricardo Martinelli (2009-2014), comparecieron este martes por primera vez ante un juez en Guatemala y escucharon los motivos de su detención, acusados por Estados Unidos de lavado de dinero por la trama Odebercht y requeridos para su extradición.

Al filo de las 08.00 hora local (14.00 GMT), los dos ciudadanos panameños comparecieron a puerta cerrada ante el juzgado de turno de primera instancia penal, que les asignó tribunales penales que les darán a conocer los cargos de extradición en su contra por parte de EE.UU.

Los hijos de Martinelli, detenidos el lunes en Ciudad de Guatemala, pasaron la noche en el sótano de la Torre de Tribunales del Organismo Judicial guatemalteco, en la llamada 'Carceleta', aislados de otros presos, y tras la audiencia de este martes volvieron a su celda.

El juez les asignó un nuevo juzgado a cada uno -Ricardo Alberto, el tercero de sentencia penal, y Luis Enrique, el quinto- para determinar el centro penitenciario al que serán enviados y los motivos de la orden de extradición.

La Agencia Efe intentó conversar con los dos hermanos durante el transcurso de la mañana, pero ambos declinaron hacer declaraciones.

En el centro de detención permanecerán el tiempo que dure el proceso, dependiendo si se acogen o no a la solicitud realizada por Estados Unidos, que los requiere por el delito de conspiración para el lavado de dinero.

POR LA TRAMA ODEBRECHT

Los hermanos fueron arrestados en Guatemala el lunes a petición de un tribunal de Nueva York (EE.UU.), por corrupción en la trama de la constructora brasileña Odebrecht.

Los hermanos fueron detenidos en el aeropuerto internacional La Aurora en Ciudad de Guatemala, cuando pretendían volver a su país vía aérea, y ahora podrían ser extraditados por Estados Unidos.

Los dos hijos de Martinelli habrían intermediado entre 2009 y 2014 en el pago de 28 millones de dólares por parte de Odebrecht a un exfuncionario panameño de alto rango, según informó el Departamento de Justicia estadounidense.

Las fuerzas de seguridad guatemaltecas trasladaron el lunes a ambos ciudadanos panameños a la Torre de Tribunales, en el centro de la Ciudad de Guatemala, para su primera declaración, que se llevó a cabo este martes.

Ricardo Alberto Martinelli Linares, de 40 años, y Luis Enrique, de 38, se encontraban en paradero desconocido desde hace aproximadamente un año, pero ambos son diputados suplentes al Parlamento Centroamericano y al ser requeridos por las autoridades guatemaltecas, indicaron que pertenecían al ente regional.

Publicidad

Publicidad