Colombia Internacionales -  5 de mayo 2022 - 14:41hs

Banda de "Otoniel" intimida a poblados colombianos tras extradición del capo a EE. UU.

Otoniel fue extraditado el miércoles desde Bogotá a Nueva York para responder ante una corte por tráfico de cocaína.

La banda de "Otoniel", el capo colombiano del narcotráfico extraditado a Estados Unidos, lanzó un plan para asesinar policías y militares e intimidar a pobladores del norte de Colombia, en revancha por la entrega de su antiguo jefe, denunciaron autoridades este jueves.

Los traficantes del Clan del Golfo desarrollan, según "información de inteligencia", "un 'plan pistola' en contra de la policía y de la fuerza pública", dijo el ministro de Defensa, Diego Molano, en W Radio.

Otoniel, que hasta su detención en octubre 2021 comandaba esa organización, la más grande del país, fue extraditado el miércoles desde Bogotá a Nueva York para responder ante una corte por tráfico de cocaína.

Según Molano, sus antiguos hombres al mando "han dirigido su accionar" en contra de policías y soldados, sin que de momento hayan causado muertos o heridos.

En las regiones de influencia del Clan del Golfo, en el noroccidente de Colombia, los hombres de Otoniel impusieron un cese de actividades bajo el denominado "paro armado", que según un panfleto divulgado en redes sociales irá hasta el martes próximo.

En la región del Bajo Cauca, en Antioquia, seis municipios están en "alerta" por la "clara la presencia de estos actores ilegales" y "eventuales atentados contra la fuerza pública", informó Luis Fernando Suárez, secretario de gobierno de ese departamento.

Suárez dio cuenta del "cierre de establecimientos de comercio y el transporte público que ha sido afectados por esta orden (...) de parar las actividades".

En Córdoba, al menos 63 escuelas cerraron sus puertas. "Creemos que en el 70%-80% de lo establecimientos educativos en Córdoba hoy no va a ser probable llevar la pedagogía (...) por este paro armado", informó Hernán Martínez, presidente de la asociación local de docentes.

Algunos miembros del Clan llegaron a las "afueras de los establecimientos educativos" y lanzaron "tiros al aire", añadió el responsable.

En Sucre, dos autobuses, un camión y maquinaria fueron incinerados, reportó el gobernador, Héctor Olimpo Espinosa. "Tenemos en alerta máxima a toda nuestra fuerza pública", añadió el funcionario, que prohibió el porte de armas y la circulación de motocicletas con dos pasajeros.

En el sur de Bolívar, "la gente está intimidada" con panfletos y grafitis, según el secretario del interior del departamento, Carlos Monsalve.

Según fuentes judiciales, el capo de la droga comparecerá este jueves ante el juez del tribunal de Brooklyn.

Hasta su captura, cerca de la frontera con Panamá, Dairo Antonio Úsuga, Otoniel, comandaba el cartel del narco responsable del 30% (unas 300 toneladas) de las exportaciones de cocaína del mayor productor mundial de esa droga.

Para el gobierno, su captura y posterior extradición es el golpe más contundente contra la mafia desde la muerte de Pablo Escobar, abatido por la policía en 1993.

En su momento las autoridades calcularon que el Clan del Golfo tendría hasta 4,000 miembros en su ejército.

FUENTE: AFP

En esta nota: