ROMA Internacionales -  4 de julio 2022 - 07:09hs

Italia busca con drones a más víctimas de alud en un glaciar

La Cuenca Mediterránea, que incluye países como Italia, ha sido identificada por expertos como una región que sufrirá olas de calor y escasez de agua.

Varios drones sobrevolaban el lunes una ladera en los Alpes italianos para buscar a más víctimas, al día siguiente de que varios montañeros se vieran golpeado por un alud de hielo, nieve y rocas provocado por el desprendimiento de un enorme trozo de un glaciar que se derrite con rapidez. Al menos seis personas murieron y había un número indeterminado de desaparecidos.

Los rescatistas localizaron seis cuerpos el domingo y encontraron nueve sobrevivientes heridos. La atención se centró en determinar cuánta gente podría haber estado en el monte Marmolada y cuántos seguían desaparecidos. Dieciséis autos seguían sin reclamar en el estacionamiento de la zona.

Las autoridades intentaban localizar a la gente a través de las matrículas de los autos. No estaba claro cuántos de los vehículos podrían pertenecer a las víctimas ya identificadas o a los heridos, todos los cuales fueron evacuados el domingo en helicópteros a hospitales en el nordeste de Italia.

Tras detener temporalmente la búsqueda el domingo por la noche, las autoridades dijeron que podría haber unos 15 desaparecidos, pero recalcaron que la situación aún podría cambiar.

Las condiciones en el glaciar, que lleva décadas derritiéndose, aún eran demasiado inestables como para enviar equipos de personas y perros a excavar entre toneladas de restos, indicaron los rescatistas.

Estaba previsto que el primer ministro, Mario Draghi, y el director de Protección Civil visitaran el lunes Canazei, una localidad turística en la cordillera de las Dolomitas y que ha servido de base para los rescatistas.

También se esperaba que familiares de las víctimas acudieran a la localidad para identificar cuerpos cuando los rescatistas pudieran retirarlos con seguridad de la montaña.

No estaba claro de inmediato qué causó que la sección de hielo se desprendiera, y se precipitara por la ladera del pico a unos 300 kilómetros (casi 200 millas) por hora, según estimaciones de los expertos. Pero la intensa ola de calor que afecta a Italia desde mayo podría ser un factor.

Jacopo Gabrieli, investigador de ciencias polares en el centro de investigación estatal CNR italiano, señaló que la larga ola de calor era la más fuerte en el norte de Italia para esa época del año en casi 20 años.

“Es absolutamente una anomalía”, dijo Gabrieli el lunes en una entrevista en la televisora estatal italiana. Como otros expertos, señaló que habría sido imposible predecir un desprendimiento de un serac -un bloque de la cobertura del glaciar- como ocurrió el domingo.

La Marmolada, que se eleva unos 3.300 metros, es el pico más alto de las Dolomitas orientales, y el glaciar es el más grande de la cordillera. Aunque la gente esquía sobre él en invierno, lleva varias décadas derritiéndose con rapidez y ha perdido buena parte de su volumen. Expertos del centro de investigación italiano CNR estimaron hace unos años que el glaciar habría desaparecido en 25-30 años.

La Cuenca Mediterránea, que incluye países del sur de Europa como Italia, ha sido identificada por expertos de Naciones Unidas como una región que probablemente sufrirá olas de calor y escasez de agua, entre otros fenómenos, asociadas al cambio climático.

FUENTE: Associated Press

En esta nota: