Perú Internacionales -  22 de junio 2022 - 18:32hs

Medio millón de niños no van a la escuela en capital de Perú

Perú sufre los efectos de la inflación global que han encarecido los precios de los alimentos.

Casi medio millón de menores en la capital de Perú no van a la escuela y más de 350 locales educativos están inhabitables, pero se siguen usando debido al déficit de infraestructura, dijo el miércoles la más alta autoridad educativa de la ciudad más importante del país sudamericano.

El jefe de la Dirección Regional de Educación de Lima Metropolitana, Luis Quintanilla, indicó a The Associated Press que los menores están en el rango de entre 3 y 16 años. Unos 291,931 no están matriculados y otros 205,090 desertaron durante el periodo de clases que empezó en marzo.

Quintanilla explicó que las mayores tasas de deserción están en educación secundaria. “Ingresan tempranamente al mundo laboral, la economía familiar los obliga a eso, para los padres es más rentable que el hijo esté produciendo el alimento diario, tienen que asegurar el día a día”, indicó.

Las autoridades esperan revertir la cifra de menores que no van a la escuela el 2023. “Esto no ha estado visibilizado desde la parte política, tampoco desde la parte educativa, ni académica”, indicó.

Perú sufre los efectos de la inflación global que han encarecido los precios de los alimentos y el costo de vida luego de una pandemia que mató a más de 213.000 desde 2020. La peste también provocó que más de 98,000 niños quedaran huérfanos, según datos oficiales. Los combustibles también se han encarecido por los efectos de la guerra rusa en Ucrania.

En los dos años de la pandemia por el coronavirus que arruinó la economía de muchos peruanos, unos 170.000 escolares dejaron las escuelas privadas y migraron a las escuelas públicas capitalinas.

En Lima unas 353 escuelas están declaradas inhabitables por la defensa civil, pero se siguen usando porque no habría donde dictar clases, dijo Quintanilla. Haciendo cálculos "faltan unas 15,389 aulas", añadió el funcionario. Desde 2023 empezará la edificación de 100 colegios que sumarán 5,000 aulas de ladrillo y concreto. Las 10,000 aulas restantes serán de material prefabricado, de madera.

El reto es enorme. “Es difícil de creer, pero tenemos 119 locales escolares sin acceso a agua potable, ni desagüe y otros 95 sin energía eléctrica”, concluyó.

Desde el inicio del gobierno del presidente Pedro Castillo, un profesor rural que accedió al poder en julio de 2021, se han sucedido tres ministros de educación. El actual Rosendo Serna dirige la secretaría educativa desde diciembre de 2021.

FUENTE: Associated Press

En esta nota: