Londres Internacionales -  22 de enero 2022 - 12:27hs

Político británico acusa a gobierno de chantaje

William Wragg, legislador del gobernante Partido Conservador, denunció que los legisladores que se oponen al liderazgo de Johnson están sufriendo "intimidación" y "chantaje".

Un político británico que acusa al gobierno de chantajear a opositores del primer ministro Boris Johnson advirtió que llevará sus denuncias a la policía.

William Wragg, legislador del gobernante Partido Conservador, denunció que los legisladores que se oponen al liderazgo de Johnson están sufriendo “intimidación” y “chantaje ”.

Wragg alega que los legisladores amotinados han recibido amenazas de perder fondos públicos para sus comunidades y que el gobierno ha revelado a la prensa datos comprometedores sobre ellos.

Johnson ha declarado “no haber visto evidencia alguna” que fundamente esas denuncias. El primer ministro se encuentra actualmente sumido en una crisis debido a denuncias de que él y sus allegados realizaron fiestas durante un período en el que la mayoría de los habitantes del país no podían salir de sus casas debido a órdenes colectivas de confinamiento por la pandemia de coronavirus.

El diario The Daily Telegraph reportó el sábado que Wragg advirtió que se reunirá con la policía la semana entrante para presentar sus denuncias de intimidación y chantaje. “Insisto es que es verdad lo que digo y no hay ninguna presión que logre amedrentarme”, declaró Wragg según el diario.

La Policía Metropolitana de Londres aseguró que “si se presenta una denuncia penal... será considerada”.

Varios legisladores conservadores, Wragg entre ellos, han pedido la renuncia de Johnson. Otros están a la espera de un reporte oficial sobre la investigación en torno a las denuncias de que empleados del gobierno organizaron reuniones sociales en violación de las normas durante la pandemia. Se espera que las conclusiones de la investigación sean publicadas la semana entrante.

Johnson se ha disculpado por asistir a una fiesta en el jardín de sus oficinas en Downing Street en mayo de 2020, pero asevera que pensó que se trataba de una reunión de trabajo y que, por lo tanto, estaba exenta de las normas de distanciamiento social.

Si el reporte de la investigación contradice eso, es posible que otros parlamentarios conservadores se sumen para pedir una moción de censura en contra del jefe de gobierno a fin de forzar su salida. Semejante resultado sería una caída asombrosa para un líder político que ya ha sobrevivido a otros escándalos, como algunos por comentarios ofensivos, falsedades e irregularidades financieras.

FUENTE: Associated Press

En esta nota: