KIEV Internacionales - 

Ucrania avanza en Jersón, Zaporiyia pierde energía externa

Las poblaciones de Novovasylivka, Novohryhorivka, Nova Kamianka, Tryfonivka y Chervone, en el distrito de Beryslav, volvieron a control ucraniano el 11 de octubre.

Las fuerzas ucranianas retomaron cinco poblaciones en la región sureña de Jersón, según el Comando Operativo ucraniano en el sur del país. Mientras tanto, la agencia de supervisión nuclear de Naciones Unidas alertó de una nueva pérdida de energía en la central nuclear de Zaporiyia.

Las poblaciones de Novovasylivka, Novohryhorivka, Nova Kamianka, Tryfonivka y Chervone, en el distrito de Beryslav, volvieron a control ucraniano el 11 de octubre, según el vocero del comando sur, Vladislav Nazarov.

Las localidades estaban en una de las cuatro regiones anexionadas hace poco por Rusia.

En la central nuclear sureña de Zaporiyia, rodeada por tropas rusas, la energía externa necesaria para sus cruciales sistemas de seguridad volvió a interrumpirse por segunda ocasión en cinco días, según anunció el director de la agencia de supervisión nuclear de Naciones Unidas.

Los observadores del OIEA en la central reportaron la interrupción y dijeron que los generadores diésel de emergencia mantenían en marcha el equipamiento de seguridad nuclear, indicó el director del Organismo Internacional de la Energía Atómica, Rafael Grossi.

“Esta pérdida reiterada de energía externa (...) es un acontecimiento muy preocupante y subraya la necesidad urgente de una zona de protección y seguridad nuclear en torno al lugar”, tuiteó Grossi.

También se reportaron nuevos ataques rusos en la cercana ciudad de Zaporiyia, según un funcionario local.

Por su parte, la principal agencia rusa de seguridad nacional anunció el miércoles la detención de ocho personas acusadas de estar implicadas en la explosión en el principal puente que conecta Rusia con Crimea

El Servicio Federal de Seguridad, conocido por el acrónimo ruso FSB, dijo haber detenido a cinco rusos y tres ciudadanos de Ucrania y Armenia por el ataque del sábado, que dañó el Puente Kerch entre Rusia y la Península de Crimea, una ruta crucial para pasajeros y mercancías, una obra millonaria auspiciada por el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

FUENTE: Associated Press