Paris Internacionales -  5 de diciembre 2021 - 08:44hs

Ultraderechista francés Zemmour celebra su primer mitin como candidato a presidente

El mitin llega apenas cinco días después de que este mediático escritor de 63 años confirmara su candidatura a las presidenciales de 2022.

Miles de personas empezaron a congregarse este domingo al norte de París para asistir al primer mítin del nuevo candidato de extrema derecha a la presidencia francesa, Eric Zemmour, bajo intensa vigilancia policial debido a las previstas manifestaciones de opositores.

Bajo una lluvia glacial, militantes o simpatizantes se dirigían hacia el Parque de Exposiciones de Villepinte, donde Zemmour espera convocar a 15.000 partidarios.

"Yo estoy aquí para que Francia vuelva a estar de pie. Zemmour no está en el sistema, no es un político, he votado a tantos ya, entonces ¿por qué no a él?" dice Esther, de 54 años, que administra un comercio.

"Para mí, lo esencial es que nos sintamos un poco más en nuestra casa" agrega esta mujer, "nacida en Marruecos", y que rechaza cualquier acusación de racismo o extremismo.

El mitin llega apenas cinco días después de que este mediático escritor de 63 años confirmara su candidatura a las presidenciales de 2022 con un video de campaña lleno de retórica antiinmigración y aciagas alertas sobre el futuro del país.

"Hay inmigración por todas partes, y se nos obliga a vivir con ella", se indigna Véronique, de 49 años, desempleada y madre de tres hijos. Asegura que espera una vivienda social desde hace 20 años "pero son los inmigrantes los que pasan primero".

"Imposible no es francés"

El sábado, el equipo de Zemmour desveló su eslogan oficial de campaña: "Imposible no es francés", una cita atribuida a Napoléon.

Zemmour, que busca rebasar a la histórica líder de la extrema derecha de Marine Le Pen, cuenta con una fuerte afluencia el domingo para demostrar que es un serio contendiente para destronar al presidente centrista y liberal, Emmanuel Macron.

El polemista también quiere recabar apoyos entre los votantes más conservadores del partido tradicional de la derecha francesa, Los Republicanos, que escogieron el sábado a la moderada Valerie Pecresse para la carrera presidencial.

Olivier Ubeda, miembro de su equipo de campaña, aseguró que 19.000 personas se habían apuntado al mitin. El evento estaba inicialmente previsto en París pero lo desplazaron por motivos de seguridad, entre otros.

Un grupo de 50 asociaciones, sindicatos y partidos políticos llamaron a protestar en la capital contra Zemmour, condenado por incitar al odio racial.

La policía espera miles de manifestantes en la protesta de París y unos cientos de activistas de extrema izquierda en Villepinte, donde temen choques con los seguidores de Zemmour.

Stephane Troussel, presidente socialista de la región Seine-Saint-Denis donde se encuentra Villepinte, pidió a la dirección del centro de exhibiciones que cancelara el mitin.

"La República no es un régimen neutro. El racismo no es una opinión, sino un crimen", escribió en el semanario Journal du Dimanche.

A la baja

Zemmour esperó varios meses antes de declarar oficialmente su candidatura mientras desplegaba una especie de campaña virtual promoviendo su último libro por todo el país.

En septiembre y octubre aparecía bien posicionado en los sondeos, pero ha perdido fuerza desde entonces.

El video de lanzamiento de su campaña, esta misma semana, fue criticado por todo el espectro político. Y tras una dura entrevista esa misma noche en la cadena TF1, acusó al periodista Gilles Bouleau de "fraude intelectual" por citar su libro "fuera de contexto".

Fue el último de una serie de traspiés durante su campaña, después de que una organización británica le cancelara un acto en Londres y cientos de manifestantes protestaran contra él recientemente en Ginebra.

En casa también recibió una hostil bienvenida en la ciudad portuaria de Marsella, donde las manifestaciones contrarias le obligaron a modificar su agenda.

Las fotografías de él y un manifestante haciendo un gesto obsceno con la mano no ayudaron a mejorar su imagen.

FUENTE: AFP

En esta nota: