Viola Guevara

El proyecto de Ley 610 que reconoce ciertas prestaciones laborales a los servidores públicos por despido injustificado, avanzó a tercer debate este viernes; sin embargo es calificado por diputados de oposición como un oportunismo político y como un blindaje para el Cambio Democrático.

Este proyecto establece que:  "Toda persona nombrada permanentemente o eventual en cargos del Órgano Ejecutivo, Legislativo, entidades o intermediarios financieros, entidades descentralizadas, Caja de Seguro Social; que perciban remuneración del Estado, que sea despedida de manera injustificada, tendrá derecho a recibir una prima de antigüedad, en razón de una semana de salario por cada año laborado al servicio del Estado en forma continua, aunque sean en diferentes entidades del sector público. Los casos que en algún años de servicio no se cumpla en su totalidad, tendrá derecho a la parte proporcional y correspondiente para el cual se tomará en cuenta el último salario devengado por el servidor público."Sin embargo Elías Castillo, diputado del Partido Revolucionario Democrático (PRD), expresó que el oficialismo está tratando de proteger a su personal, que está actualmente en el Gobierno esto "sintiendo que van a perder las elecciones".

Publicidad

Mientras que Leandro Ávila, diputado PRD también, indicó que se debe fortalecer le Ley de Carrera Administrativa que indica claramente sobre la contratación y despido de funcionarios.

Publicidad