Odalis Núñez

Fueron 10 meses los que Ramiro González tuvo que esperar para concretar su sueño, cambiarse su nombre a Candy Pamela González Arosemena. Esta es la historia de un transgénero o transexual, el cual el Tribunal Electoral autorizó el cambio de nombre tras un largo trámite que se inició el pasado 6 de julio 2015 ante la Cedulación de la Dirección de Registro Civil de Panamá Centro.

Candy Pamela, un joven de 24 años y quien es activista de los derechos humanos de la población transexual, decidió hacer público que dejaba su nombre de Ramiro, para no ser más objeto de discriminación en entrevistas laborales y cuando hacía trámites legales.

Publicidad

El pasado 6 de mayo el sueño de Candy se hizo realidad cuando la Dirección Nacional de Registro Civil autorizó el cambio de nombre a través de la Resolución 221/DNRC que permitió realizar los trámites necesarios para actualizar los datos de su cédula.

Publicidad