Nimay González

La Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre (ATTT) realizará a partir de este jueves 11 de abril, un operativo que tendrá como objetivo la formalización del servicio de transporte público de pasajeros, a fin de que se brinde un servicio formal que cumpla con las medidas de seguridad.

Julio González, director de la ATTT, explicó que el operativo se llevará a cabo de forma aleatoria en diversos puntos del área metropolitana con énfasis en las rutas troncales a fin de garantizar que los vehículos que estén prestando el servicio sean únicamente los que cuentan con certificados de operación. Las acciones de supervisión se mantendrán sobre los "diablos rojos, neveras y coaster", que no cuenten con el certificado.

Publicidad

Enfatizó que aplicarán las sanciones con el rigor que se debe, a todo vehículo que se encuentre prestando el servicio sin contar con dicho certificado.

"En el caso específico de los buses pequeños de 15 y 30 pasajeros que no posean un certificado de operación y que sean identificados sobre las rutas troncales prestando el servicio al margen de la ley, serán puestos a disposición de lo que establece el Reglamento de Tránsito y sobre todo el Decreto 273 de 2017 sobre prestar el servicio de transporte sin contar con una autorización de la Autoridad del Tránsito o certificado de operación".

Además, estas acciones "van encaminadas a tener un nivel de orden y de formalización en el marco del inicio de las operaciones de la Línea 2 del Metro, que a finales de abril debe estar en marcha la apertura de todas las estaciones, siendo un beneficio directo para más de 500 mil personas".

Ante esta medida, González hizo un llamado a los usuarios que hacen uso del transporte informal a que pasen a la utilización del transporte formal a través de Mi Bus o de las rutas que prestan organizaciones tradicionales del transporte público o concesionarias que tengan el reconocimiento de la Autoridad del Tránsito.

Agrega que la empresa Mi Bus ha tomado todas las previsiones necesarias para tener la flota de buses en óptimas condiciones para prestar el servicio sin ningún menoscabo a los ciudadanos.

Cabe mencionar que esta medida forma parte del proceso de reestructuración iniciado por la entidad en octubre del año 2017 con los buses "diablos rojo" y cuyas segunda y tercera fase se desarrollaron en el año 2018 con los controles dirigidos hacia los vehículos tipo "nevera y coaster" que no tenían certificados de operación.

Publicidad