Panamá Nacionales -  15 de junio 2021 - 20:09hs

Más de un millón de tortugas han nacido en las playas de Panamá en 10 años

Las tortugas marinas se encuentran en peligro debido a una desmedida e ilegal captura de ejemplares adultos.

Un programa de marcaje ha permitido a las autoridades de Panamá calcular en más de un millón las tortugas marinas nacidas en el país centroamericano en una década, informó este martes el Ministerio de Ambiente (Miambiente).

"El Programa Nacional de Marcaje de Tortugas Marinas, en sus 10 años de ejecución, registró 3.500 tortugas aproximadamente, cuya anidación se da en nuestra playas, implicando así el nacimiento de más un millón de tortuguitas (neonatos) en Panamá", indicó el despacho de Ambiente.

Esta cifra refleja solo la cantidad de neonatos registrados dentro del Programa Nacional de Marcaje, "por lo que no se descarta que sea aún mayor", agregó la información oficial, que destacó "el esfuerzo que hace el país para establecer mecanismos que protejan" a las tortugas marinas.

Los resultados del programa "han sido alentadores" ya que se ha logrado marcar a tortugas que "están en peligro de extinción" entre ellas la tortuga lora o golfina (Lepidochelys olivacea), la tortuga baula o canal (Dermochelys coriacea), la tortuga carey (Eretmochelys imbricata) y la tortuga verde o blanca (Chelonia mydas), dijo el Miambiente.

Las tortugas marinas se encuentran en peligro debido a una desmedida e ilegal captura de ejemplares adultos, el saqueo de sus huevos en las playas de anidación, la contaminación de los mares, la destrucción de su hábitat y los efectos de fenómenos naturales como las mareas rojas, explicó el despacho panameño.

El programa de marcación es ejecutado por el Ministerio de Ambiente, organizaciones y grupos comunitarios, y se realiza en varias playas de Panamá, cada una canalizada como un proyecto diferente, por lo que las placas no son las mismas.

Las marcas fueron proporcionadas por el Programa de Ecología y Evaluación de tortugas marinas del Pacifico Oriental de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), una agencia científica del Departamento de Comercio de Estados Unidos cuyas actividades se centran en monitorear las condiciones de los océanos y la atmósfera.

"Con esta iniciativa Panamá se une a países como México, Honduras, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador y Perú, que utilizan esta medida para conocer la biología reproductiva, movimientos, varamientos, distribución y tasas de crecimiento" de las tortugas marinas.

También se evalúa el estado de salud de las tortugas. En cada jornada de monitoreo, un veterinario se encarga de evaluar cada ejemplar y se le da atención médica de ser necesario, explicó el Miambiente.

El jefe del Departamento de Manejo de Recursos Costeros y Marinos del Ministerio de Ambiente, Marino Ábrego, indicó que los estudios arrojan que la frecuencia de tortugas en algunos sitios ha ido aumentando.

Sin embargo, en otros, como es el caso de Isla Cañas, ha bajado la frecuencia de anidación y actualmente "se realizan trabajos de investigación para identificar las razones" de este comportamiento.

"Lo más interesante que se ha observado en las jornadas de seguimiento es que algunas tortugas que se han marcado, en el caso de la tortuga lora o golfina, han regresado en intervalos de 14 a 15 días a la playa, lo que es sumamente importante debido a que es parte del comportamiento de esta especie que anida varias veces durante una temporada", añadió.

En el Parque Nacional Coiba se han observado tortugas que han sido marcadas en Playa Mata Oscura (Pacífico) y otra que fue marcada en la Península de Osa en Costa Rica, precisó la información oficial.

El Parque Nacional Coiba forma parte del Corredor Marino del Pacífico Este Tropical, que incluye también al Parque Nacional y Reserva Marina Galápagos (Ecuador), el Parque Nacional Isla del Coco (Costa Rica), el Santuario de Fauna y Flora Malpelo (Colombia) y el Parque Natural Nacional Gorgona (Colombia).

FUENTE: EFE