WASHINGTON Economía -  7 de febrero 2014 - 08:45hs

Obama promulgará ley agrícola; recortará ayudas

El presidente Barack Obama cumplirá un deber presidencial que no ha podido ejercer recientemente: promulgará una ley surgida de una iniciativa bipartidista importante.

Obama tiene previsto firmar el viernes un proyecto de ley agrícola de gran alcance en la Universidad del Estado de Michigan, una rara celebración de un acuerdo político de Washington que tendrá lugar en el centro del país.

La ley amplía el seguro federal a las cosechas y pone fin a los pagos directos del gobierno a los agricultores, pero la mayor parte de su costo corresponde al programa de cupones de alimentos en el que se beneficia a uno de cada siete estadounidenses.

En la iniciativa se reducen los cupones de alimentos al año en 800 millones de dólares, o alrededor de 1%, una quinta parte del recorte que la Cámara de Representantes, de mayoría republicana, aprobó en el tercer trimestre del año pasado.

Los conservadores continúan descontentos con la iniciativa y los subsidios que contempla para diversos sectores, desde los criadores de ovejas a la industria del jarabe de arce.

Una disputa partidista sobre el gasto en cupones de alimentos mantuvo paralizada la propuesta durante dos años y en el tercer trimestre anterior los legisladores advirtieron de una inminente alza en la leche de no llegarse a un acuerdo sobre ese proyecto de ley, que prevé apoyos federales al sector lácteo.

Las perspectivas de un acuerdo parecían sombrías en aquel entonces, cuando los legisladores fueron incapaces siquiera de aprobar un presupuesto que mantuviera en funcionamiento al gobierno.

Lo primero que hizo Obama después de que finalmente se alcanzara un acuerdo para poner fin al cierre parcial del gobierno fue exhortar al Congreso a que aprovechara ese avance y aprobara la iniciativa agrícola, junto con un presupuesto y una reforma migratoria.

En cuatro meses, Obama ha concretado dos de tres iniciativas, mientras las posibilidades de lograr un proyecto migratorio parecen cada vez más dudosas.

Obama se comprometió en su discurso del Estado de la Unión de la semana pasada a convertir 2014 en un año de acción, para lo que recurrirá a sus facultades presidenciales además de apremiar al congreso que generalmente es renuente a apoyarlo en sus propuestas.

En ese espíritu, Obama acompaña la firma del proyecto de ley agrícola con una nueva iniciativa del gobierno para impulsar las exportaciones llamadas "Made in Rural America" (Producido en el campo de Estados Unidos).

En esta nota: