París Internacionales -  5 de julio 2012 - 14:02hs

Las prótesis PIP extraídas ya a más de 10.000 mujeres en Francia

París ( EFE ). Un total de 10.037 mujeres han sido sometidas a la extracción de prótesis mamarias de la marca francesa PIP, compuestas por una silicona no autorizada en la UE, según datos de final de mayo conocidos hoy en Francia.

La Agencia Nacional de Seguridad del Medicamento y de Productos de Salud (ANSM) reveló que de ellas 6.467 mujeres se beneficiaron de un programa de extracción preventiva, mientras que otras 2.638 habían sufrido roturas de las prótesis.

En otras 1.436 mujeres se detectaron reacciones inflamatorias, precisó la ANSM.

En total, la agencia informa de que se han detectado 53 casos de adenocarcinomas mamarios en mujeres que tenían ese tipo de prótesis, aunque la ANSM recuerda que el Instituto Nacional del Cáncer francés estimó en diciembre de 2011 que no había relación directa de riesgo detectada entre los implantes y la aparición de esos cánceres.

La agencia se refiere además al estudio elaborado en el Reino Unido sobre esas prótesis y que fue publicado el pasado 18 de junio; en él se afirmaba que los implantes no son tóxicos ni cancerígenos

El documento del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido (NHS, siglas en inglés) afirmó que el gel de silicona de estas prótesis, que habitualmente se utiliza en la fabricación de colchones y que no cuenta con autorización de la Unión Europea (UE) para su uso en implantes mamarios, puede causar irritación pero "no supone una amenaza a largo plazo para la salud humana".

Los implantes desencadenaron un escándalo de alcance mundial después de que las autoridades sanitarias galas observaran que contenían ese gel industrial en lugar de silicona médica.

Ante el riesgo de ruptura y de irritación de los tejidos que provocaban esas prótesis, el Gobierno francés recomendó a finales del año pasado a las cerca de 30.000 portadoras en Francia que se las retiraran, una decisión que fue seguida por en otros países.

El responsable de esa empresa, Jean-Claude Mas, fue encarcelado en marzo en Marsella (sureste de Francia) por no haber pagado la fianza que le había impuesto la juez que le imputó por su presunta responsabilidad en este escándalo, y es objeto también de una investigación judicial por estafa.

Hoy mismo Mas fue interrogado por esta parte de la investigación, en la que se le imputan, entre otros cargos, los de blanqueo de dinero y fraude fiscal.

FUENTE: Agencia EFE

En esta nota: