Bogotá Internacionales -  4 de octubre 2013 - 17:58hs

Canciller Holguín niega que haya indagatoria contra embajador en Rusia

BOGOTÁ, ( AFP ). La canciller de Colombia negó este viernes que haya una indagatoria relacionada con la denuncia en contra del embajador colombiano en Rusia, quien renunció al cargo acusado de pedir favores sexuales a estudiantes a cambio de expedir documentos necesarios para optar a becas.

La ministra María Ángela Holguín explicó que la indagación preliminar que lleva a cabo la cartera no está relacionada con ningún caso de abuso sexual sino que se debe a que estudiantes colombianos residentes en Rusia se han quejado de que el embajador no les expide cartas que necesitan para acceder a becas que ofrece Rusia.

"La indagación preliminar que lleva a cabo la Cancillería no tiene nada que ver", con una denuncia anónima de chantaje sexual de parte del diplomático, señaló Holguín a la prensa.

El miércoles el embajador de Colombia en Rusia, Rafael Amador, anunció su renuncia luego de ser acusado de intento de chantaje sexual y dijo que regresaría a Bogotá para dar la cara.

Además la ministra se refirió a denuncias en contra del embajador colombiano en Austria, el general retirado Freddy Padilla, que fue acusado por una ONG europea de ser responsable de ejecuciones extrajudiciales y que también renunció a su cargo.

Un reporte del Centro Europeo para la Constitución y los Derechos Humanos (ECCHR, por sus siglas en inglés), fechado en agosto, pero que fue conocido el miércoles, responsabiliza a Padilla, quien fue comandante general de las fuerzas militares, por un escándalo de ejecuciones extrajudiciales.

"No hay absolutamente nada que ver con la renuncia del embajador Padilla y estos informes" y aclaró que el embajador renunció a finales de agosto.

"No hay ninguna relación entre el informe presentado por una ONG y la renuncia", insistió.

La ONG consideró a Padilla responsable por el caso conocido en Colombia como los "falsos positivos", ejecuciones extrajudiciales de civiles que eran presentados por los militares como guerrilleros muertos en combate con el fin de obtener beneficios como días francos o felicitaciones.