EE. UU. Internacionales - 

EE. UU.: Ofrecen ayuda federal por los daños que dejó Ian

Casi 850.000 viviendas y negocios seguían sin electricidad el domingo, luego de que llegaron a ser 2,67 millones.

Ante el incremento en la cifra de muertos por el huracán Ian y la falta de energía eléctrica para cientos de miles de personas en Florida y las Carolinas, autoridades federales se comprometieron el domingo a entregar una cantidad sin precedentes de ayuda para desastres mientras los socorristas seguían apresurándose a rescatar gente aún atrapada en inundaciones.

Días después de que Ian atravesó el centro de Florida y dejó tras de sí un rastro de destrucción que se extiende hasta las Carolinas, los niveles del agua seguían subiendo en algunas zonas, inundando casas y calles que no estaban tan mal hace apenas uno o dos días.

En medio de ramas desperdigadas por el terreno de la iglesia episcopal Santa Hillary en Fort Myers, el reverendo Charles Cannon admitió la gran pérdida durante su sermón dominical, pero también dio gracias por lo que sigue en pie. Ello incluye los vitrales y el campanario de la iglesia.

“La gente cree que ha perdido todo, pero uno no ha perdido todo si no se ha perdido a sí mismo”, declaró.

Deanne Criswell, administradora de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, dijo que el gobierno federal está listo para ayudar en grande, enfocándose primero en las víctimas en Florida, que se llevaron la peor parte de una de las tormentas más poderosas que haya azotado Estados Unidos. El presidente Joe Biden y la primera dama Jill Biden visitarán el estado el miércoles.

Los caminos inundados y los puentes rotos que conducen a islas dejaron a muchas personas aisladas en medio de un servicio limitado de telefonía celular y la falta de servicios básicos como el agua, la electricidad y el internet. Y las autoridades advirtieron que no se prevé que la situación mejore en muchas zonas durante varios días debido a que toda la lluvia que cayó no tiene a dónde desaguarse, pues las vías fluviales están desbordadas.

Casi 850.000 viviendas y negocios seguían sin electricidad el domingo, luego de que llegaron a ser 2,67 millones.

FUENTE: Associated Press