IRAK Internacionales - 

El grupo yihadista Estado Islámico anuncia la muerte de su líder y nombra a un sucesor

El portavoz del grupo yihadista, Abu Omar al Muhajir, aseguró en un mensaje de audio que el líder fue asesinado al combatir "los enemigos de Dios".

El grupo yihadista Estado Islámico (EI), que instauró un régimen de terror en Siria y en Irak antes de ser derrotado, anunció el miércoles la muerte de su líder, el iraquí Abu Hassan al Hashimi al Qurashi, y el nombramiento de su sucesor.

El portavoz del grupo yihadista, Abu Omar al Muhajir, aseguró en un mensaje de audio que el líder fue asesinado al combatir "los enemigos de Dios", sin dar más informaciones sobre las circunstancias o la fecha de su muerte.

El portavoz añadió que se ha nombrado a un nuevo "califa de los musulmanes", Abu al Hussein al Husseini al Qurashi. Se trata del cuarto líder de la organización yihadista.

El mando militar norteamericano en Oriente Medio (Centcom) precisó que Abu Hassan al Hashimi al Qurashi murió a mitad de octubre en la provincia de Daraa, en el sur de Siria, a manos de rebeldes del Ejército Sirio Libre.

Su muerte es "un nuevo golpe para el Estado Islámico", comentó el Centcom.

"Nos felicitamos por el anuncio de que otro jefe del EI ya no pisa más el suelo en la Tierra", declaró John Kirby, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional estadounidense.

La portavoz de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre, no quiso hacer ningún comentario sobre la posible implicación de EEUU en la operación que acabó con la vida del líder del EI.

"Este deceso representa un nuevo golpe para la organización terrorista. Pero no debemos minimizar la amenaza persistente que representa en Irak y Siria, así como en numerosas otras regiones del mundo", reaccionó el ministerio francés de Relaciones Exteriores.

El nuevo dirigente, al igual que sus predecesores, incluye en su nombre Al Qurashi, referencia a la tribu del profeta Mahoma, por lo que se considera al nuevo líder como uno de sus descendientes.

Según el portavoz, el nuevo "califa" figura entre los "antiguos muyahidines" [combatientes islámicos] del grupo.

El Estado Islámico conquistó amplios territorios de Siria y de Irak en 2014, pero su autoproclamado "califato" cayó después de sendas ofensivas en 2017 y 2019.

A pesar de perder sus bastiones en Siria e Irak, el grupo continúa reivindicando ataques en estos dos países a través de células durmientes.

La organización yihadista también extendió su influencia en otras regiones del mundo, como en la zona del Sahel, en Nigeria, Yemen o en Afganistán.

- Miles de prisioneros -

Tras la derrota del EI en Irak y en Siria se detuvieron a miles de supuestos yihadistas.

El grupo instauró un régimen de terror en las regiones bajo su dominio e impuso una versión estricta de la ley islámica.

Durante su existencia, el autoproclamado califato llevó a cabo numerosos abusos, algunos frente a las cámaras; y persiguió a minorías étnicas y religiosas, como los yazidíes en Irak.

Según Hassan Hassan, quien escribió un libro sobre el grupo, un escenario posible, aunque "inédito", es que Hashimi murió "accidentalmente" durante un ataque o un combate.

El primer jefe del grupo, Abu Bakr al Baghdadi al Qurashi, fue asesinado durante un ataque estadounidense en Siria en 2019.

Su sucesor, Abu Ibrahim al Hashimi al Qurashi, fue abatido en febrero en un ataque de las fuerzas especiales estadounidenses en el noroeste del país.

Estados Unidos lidera una coalición militar que lucha contra el EI en Siria y sigue apuntando contra sus líderes.

Las fuerzas estadounidenses mataron en octubre a un miembro "sénior" del grupo en un asalto en el noreste de Siria, informó en ese momento el Comando Central del ejército.

Y el Pentágono afirmó en julio haber asesinado al líder del EI en Siria en un ataque con dron en el norte del país. Era considerado "uno de los cinco" jefes supremos del grupo, precisó el Comando Central.

FUENTE: AFP

En esta nota: