Panamá Nacionales -  1 de septiembre 2013 - 15:02hs

"Le pido a los periodistas que me perdonen", pastor Edwin Álvarez

"Me humillo delante de Dios si les he afectado, si se sienten que no soy una persona accesible, si no he sido cortés" estas fueron parte de las palabras del apóstol Edwin Álvarez, líder de la Iglesia Evangélica de Panamá, quien estuvo envuelto en un escándalo de litigio de tierras en la provincia de Chiriquí y quien en su momento, a raíz de las publicaciones sobre el caso, arremetió contra los medios de comunicación.

Álvarez confesó que es una persona millonaria de fe y que económicamente tiene sus necesidades, sin embargo aclaró que él no es dueño de nada de lo que esté dentro de la iglesia que dirige. Aclaró que los terrenos que se habían comprado en Chiriquí, del cual aseguró que tenía facturas, eran para la Asociación Cristiana de Comunicación.

El pastor calificó al Presidente de ser una persona “extremadamente astuta” refiriéndose al tweet enviado por éste en favor de su caso; sin embargo dijo que así mismo como el mandatario quien pensó que lo actuado en contra de Álvarez no fue justo, así mismo pensaron otras personas.

A Álvarez de le había impuesto una medida de impedimento de salida por supuesto hurto de tierras en Chiriquí. Posteriormente se dejó sin efecto la medida, al igual que la orden de indagatoria.