Panamá Nacionales -  29 de agosto 2019 - 08:35hs

Panamá baraja construir un "cementerio humanitario" para migrantes en Darién

Las autoridades forenses de Panamá dijeron este miércoles que barajan la posibilidad de construir un "cementerio humanitario" en Darién para dar sepultura a los migrantes que fallecen cruzando esta peligrosa selva en su camino hacia Estados Unidos.

El director del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, Vicente Pachar, señaló que ya existe un cementerio de este tipo en Honduras e indicó que, de salir adelante el proyecto, se contaría con el apoyo de la Cruz Roja Internacionales.

En los últimos años, apuntó Pachar, han muerto un total de 50 migrantes atravesando el Darién, una inhóspita selva de 575.000 hectáreas entre Panamá y Colombia y el único punto del continente donde se interrumpe la carretera Panamericana.

" Son 50 seres humanos que ameritan ser inhumados con respeto a los derechos humanos. Este cementerio humanitario nos permitirá mantenerlos hasta que algún día venga algún pariente de Haití, de Banglaseh, de África a reclamar sus cuerpos ", agregó.

Según datos del Servicio Nacional de Migración de Panamá, entre enero y julio de este año atravesaron el Darién más de 17.600 personas -entre ellos más de 2.000 menores-, lo que supone casi el doble de lo registrado en todo 2018.

Los migrantes proceden en su mayoría de Haití, Cuba, India, Camerún, Congo y Bangladesh y suelen usar las rutas del narcotráfico para atravesar la jungla, en la que se encuentran con todo tipo de animales peligrosos, además de caudalosos ríos.

Una vez atravesada la selva, llegan a Peñita, una pequeña aldea con un albergue donde las autoridades panameñas brindan asistencia humanitaria a los migrantes y donde se les facilita su salida hacia Costa Rica.

El secretario interino de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Kevin McAleenan, visitó la semana pasada Peñita junto a sus homólogos centroamericanos en el marco de una reunión regional para abordar el problema de la migración irregular.

Durante la cita, los funcionarios reconocieron que el problema de la migración irregular requiere "soluciones en conjunto" y acordaron invitar a otros países del sur del continente a unirse en próximas reuniones, ya que los migrantes asiáticos y africanos vuelan directamente a naciones como Brasil o Ecuador.

La visita de McAleenan a Panamá se enmarca dentro de los esfuerzos de la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, por frenar la llegada de migrantes ilegales a la frontera sur de Estados Unidos.

En esta nota: