El reporte detalla que desde mediados de julio se observa una tendencia a la estabilización en los casos diarios a nivel nacional

Catherine Perea

Un reporte semanal sobre la situación del COVID-19 en Panamá publicado por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) indica que el país evidencia una fase de desaceleración y se superó el primer pico de la pandemia.

Sin embargo, la OPS advirtió que el país está ante una nueva etapa de reactivación económica y flexibilización de las medidas de movilidad, por lo que el país enfrenta el reto de continuar desarrollando acciones que permitan bajar la velocidad del contagio, de mantener los indicadores de salud pública estables o en lo posoible en descenso en las próximas semanas para mantener el control de la transmisión y de la enfermedad.

Publicidad

El reporte detalla que desde mediados de julio se observa una tendencia a la estabilización en los casos diarios a nivel nacional, con un promedio de 1,023 casos confirmados por días, posteriormente, se observa un descenso a 940 casos en promedio en el mes de agosto y continua en clara senda descendente durante lo que va del mes de septiembre, hasta llegar a un promedio de 674 casos nuevos confirmados hasta el 13 de septiembre.

También refleja un estudio de las últimas 20 semanas epidemiológicas. Entre la semana 19 y 21 por casa 7 pruebas efectuadas se detectaba un caso. A partir de la semana 22 hasta la 33 se aumentó la probabilidad de confirmación con un promedio de 1 caso cada 3 pruebas.

Durante las dos últimas semanas, por cada 7 pruebas aplicadas a la población, se confirma 1 caso.

El Ministerio de Salud (Minsa) indicó que a partir del presente informe, la OPS incluirá en su informe semanal una recomendación o aporte técnico que contribuya a la actualización de información o dar a conocer nuevas evidencias sobre la prevención y manejo de la COVID-19.

La entidad recordó a la ciudadanía la importancia del uso de mascarilla para la prevención del contagio.

Publicidad