Lavitola, investigado en Italia por presunto chantaje al ex primer ministro Silvio Berlusconi y supuestos sobornos a funcionarios panameños

Agencia EFE

Roma (EFE). El exdirector del diario "Avanti" Valter Lavitola, investigado en Italia por presunto chantaje al ex primer ministro Silvio Berlusconi y supuestos sobornos a funcionarios panameños, negó estas acusaciones ante el juez encargado del caso.

El que fuera colaborador de Berlusconi señaló, durante el interrogatorio al que fue sometido ayer y de cuyo contenido informaron hoy los medios de comunicación locales, que tenía intención de pedir cinco millones de euros al ex primer ministro italiano en concepto de préstamo y descartó que se tratara de un intento de chantaje.

Publicidad

Asimismo, explicó que los 600.000 dólares que entregó a funcionarios panameños no eran sobornos, sino el pago relativo a una serie de operaciones comerciales lícitas.

Lavitola, según las filtraciones a las que tuvieron acceso los medios italianos, entregó a los investigadores su teléfono celular y una serie de documentos que, aseguró, podrán esclarecer los hechos que se le imputan.

Publicidad

Por otro lado, los fiscales de Nápoles (sur de Italia) que siguen el caso se reunieron hoy con dos magistrados de Panamá, en un encuentro que sirvió para intercambiar información, según las mismas fuentes.

El exdirector del diario "Avanti" fue arrestado el pasado lunes a su llegada al aeropuerto romano de Fiumicino desde Argentina, donde se había refugiado después de que estallara el escándalo del supuesto chantaje a Berlusconi en relación a las fiestas del entonces mandatario con jóvenes en sus residencias privadas.

Sobre él pesa, además de la acusación de chantaje al ex primer ministro italiano, la de corrupción y desvío ilegal de fondos al exterior, así como la de corrupción internacional por supuestos sobornos a políticos de Panamá.

La prensa publicó ayer transcripciones de escuchas y nuevas informaciones relativas a las pesquisas sobre el supuesto pago de sobornos y abonos a funcionarios panameños a cambio de contratos públicos.

Así, indicaron que Lavitola había prometido decenas de millones de euros a los funcionarios panameños para la firma de un contrato por valor de 176 millones de euros para la construcción de varios institutos penitenciarios, que finalmente no se llevó a cabo.

Además, el diario "La Repubblica" publicó la transcripción de unas escuchas referentes al 21 de agosto de 2011 entre Lavitola y el director comercial de la empresa italiana Finmeccanica, Paolo Pozzassere, en las que hablaban de entregar un helicóptero al presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, "como anticipo del pago de 30 millones" que se le había prometido.

Según la prensa, ni el helicóptero ni el resto del pago fue entregado, ya que la operación quedó interrumpida después de que el nombre de Lavitola apareciera en las investigaciones por supuesto soborno a Berlusconi.

Tras la difusión del contenido de la escucha, Finmeccanica negó las informaciones y aseguró que nunca "pagó o prometió sobornos", en forma de dinero en efectivo o bienes materiales, al Gobierno de Panamá.

Publicidad

Publicidad