Lavitola, detenido el pasado abril a su llegada al aeropuerto romano de Fiumicino procedente de Argentina, fue condenado por el juez de las audiencias preliminares Francesco Cananzi

Agencia EFE

Roma (EFE). El exdirector del diario italiano "Avanti" Valter Lavitola fue condenado hoy por un juez de Nápoles (sur de Italia) a 2 años y 8 meses de prisión por intentar extorsionar al ex primer ministro Silvio Berlusconi en relación con sus fiestas con mujeres jóvenes.

Según informan los medios de comunicación italianos, Lavitola, detenido el pasado abril a su llegada al aeropuerto romano de Fiumicino procedente de Argentina, fue condenado por el juez de las audiencias preliminares Francesco Cananzi en base al juicio por la vía rápida llevado a cabo sobre esta ramificación del caso.

Publicidad

Sin embargo, el juez, quien rebajó en su condena los cuatro años de cárcel para Lavitola que pedían los fiscales, absolvió al empresario ítaloargentino Carmelo Pintabona, acusado de colaboración en intento de extorsión y para el que la Fiscalía solicitaba un año de prisión.

Este juicio, perteneciente a una facción escindida del caso principal, se centraba en el intento de extorsión a Berlusconi que pudo llevar a cabo Lavitola, considerado el intermediario entre el ex primer ministro y el empresario Giampaolo Tarantini, quien se encargaba de conseguir las chicas para las fiestas de "il Cavaliere".

Publicidad

Según la Fiscalía que comenzó a investigar el grueso del caso, Lavitola había intentado extorsionar a Berlusconi e inducido a Tarantini a mentir a los jueces sobre las supuestas fiestas del ex primer ministro a cambio del pago de 500.000 euros y una renta mensual de 20.000 euros.

Tarantini, que al estallar en 2009 el escándalo de las fiestas de Berlusconi fue señalado como el encargado de reclutar a las chicas que frecuentaban esos encuentros, ha asegurado siempre que pidió 500.000 euros a Berlusconi para iniciar un negocio, mientras que la renta mensual era para satisfacer sus "exigencias de vida".

Sin embargo, los fiscales sostienen que el dinero pudo servir para "convencer" al empresario de que pactara la condena en un caso en el que estaba imputado y evitar que salieran a la luz escuchas telefónicas con detalles comprometedores sobre las fiestas de Berlusconi en un juicio oral.

"La decisión del juez da otra dimensión a los hechos, llevándolos a límites mucho menos alarmantes que los que había apuntado la acusación", aseguró el abogado de Lavitola, Gaetano Balice, tras conocer la condena, en declaraciones que recogen los medios italianos.

"La hipótesis de delito es, en mi opinión, fantasiosa y carente de cualquier vínculo con la realidad", agregó el letrado.

Esta sentencia llega después de conocerse que también en Nápoles la Fiscalía investiga a Berlusconi por haber pagado supuestamente al exsenador Sergio de Gregorio, excolaborador de Lavitola, para que se pasara a su grupo en el Senado y comprometiera en 2006 el Gobierno progresista de Romano Prodi, que cayó dos años más tarde tras la marcha de un ministro y la retirada del apoyo de su grupo.

El exdirector del diario "Avanti" ha sido investigado también por un posible delito de corrupción y desvío ilegal de fondos al exterior por haber supuestamente pagado sobornos a las autoridades panameñas para la concesión de distintas licencias de construcción de centros penitenciarios en Panamá y la compra de equipos de seguridad a la firma italiana Finmeccanica.

Publicidad

Publicidad