ver más
Telemetro
Panamá Nacionales -

Jubilados y pensionados celebran la sanción de la Ley 438

La sanción de la Ley 438 ha sido recibida con alegría y satisfacción por parte de los jubilados y pensionados.

Por Noemí Ruíz

Tras años de lucha en las calles, jubilados y pensionados de Panamá celebran la reciente sanción de la Ley 438, que establece un bono anual permanente de 140 dólares. Este bono se financiará mediante un aumento al impuesto sobre las bebidas alcohólicas y beneficiará a todos los participantes del programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la Caja de Seguro Social (CSS).

Noticia relacionada: Bono permanente para jubilados y pensionados: Conozca los meses de pago

Reacciones de los jubilados y pensionados

La sanción de la Ley 438 ha sido recibida con alegría y satisfacción por parte de los jubilados y pensionados, quienes ven en este bono un reconocimiento a sus años de contribución y una ayuda necesaria para sus necesidades económicas.

"La reacción es de alegría y satisfacción y el beneficio es para todos los asegurados," declaró uno de los líderes del movimiento de jubilados. "Mantenemos siempre la frente en alto y con mucha fe. El bono es otorgado cada cuatro meses, y los jubilados tenemos muchas necesidades, por eso debemos celebrar este beneficio."

Críticas y respuestas por jubilados y pensionados

No obstante, la creación del bono a través del aumento del impuesto a las bebidas alcohólicas ha generado críticas. El diputado independiente Edison Broce cuestionó la medida, sugiriendo que los fondos deberían provenir de la eliminación de gastos innecesarios y privilegios políticos en lugar de gravar a la población con nuevos impuestos.

"¿Por qué no sacan el dinero eliminando sus BOTELLAS y garrafones, instituciones antojadizas y privilegios políticos?" expresó Broce, destacando que el gobierno podría encontrar los fondos necesarios mediante la reducción de gastos superfluos.

Argumentos a favor de la ley

Los defensores de la Ley 438 argumentan que el incremento del impuesto sobre las bebidas alcohólicas es una medida viable y justa para financiar el bono, dado que se trata de un bien no esencial. Además, consideran que la ley proporciona un ingreso adicional necesario para mejorar la calidad de vida de los jubilados, quienes enfrentan costos crecientes en salud y otros servicios básicos.

El bono anual permanente de 140 dólares, distribuido cada cuatro meses, representa un alivio económico significativo para los jubilados y pensionados del país. Este beneficio es visto como una victoria importante tras años de reivindicaciones y movilizaciones.

La sanción de la Ley 438 y la implementación del bono anual permanente para jubilados y pensionados es un paso importante hacia el reconocimiento y apoyo de este sector de la población. Mientras que la medida ha sido celebrada por muchos, también ha generado debate sobre la mejor manera de financiar tales iniciativas sin imponer cargas adicionales sobre la población en general.

En esta nota:

Las Más Leídas

Recomendadas
Más Noticias